Siempre se ha oído de que no es recomendable someterse a intervenciones estéticas durante el verano, que los resultados no son los mismos, y que existen más riesgos y complicaciones.

Pero esto es totalmente falso, siempre teniendo en cuenta cuales si son recomendables y cuales no. La única diferencia que existe entre intervenirse durante el verano es el sol y el calor. Estos no influyen en los resultados, dependiendo del tratamiento que se haya realizado, pero siempre hay que tenerlos muy en cuenta una vez finalizado algún tratamiento.

¿Cirugías faciales en verano?

En verano y en cualquier otra estación. Los tratamientos ofrecen los mismos resultados naturales durante todo el año. De hecho la cirugía estética en esta estación tiene una serie de ventajas:

– La primera es que el periodo de recuperación puede coincidir con el de las tan ansiadas vacaciones.

– El tipo de vestimenta es mucho más fina y holgada, lo que te hará la recuperación máscómoda.

¿Cómo afecta el sudor en la cirugía estética?

El único inconveniente que puede tener el sudor es que el proceso de cicatrización puede ralentizarse ligeramente. Pero realmente no debe preocuparnos puesto que las cicatrices apenas son visibles.

¿Qué preocupaciones podemos tener en esta estación?

La mayor preocupación que presentan los pacientes es si pueden tomar el sol después de la cirugía. Ya que a la mayoría de personas les gusta lucir una piel bronceada.

Es muy importante protegerse bien del sol utilizando protección solar y evitando la exposición en las horas centrales del día. Con lo cual, es muy importante evitarlo los primeros días y después utilizar una protección más alta. Es recomendable también taparla zona.

Como podéis comprobar, realizarse una intervención en verano no tiene nada de malo, incluso tiene sus notables ventajas.

 

Share This