Que mejor día para hablar de los cuidados de nuestra piel en invierno, que un día como hoy, cubierto por la nieve.

El frío, el viento, los contrastes térmicos, … provocan una deshidratación y vasoconstriccción en nuestro organismo. La unión de todos estos elementos provocan en nuestra piel consecuencias que van desde una exfoliación más lenta hasta un envejecimiento prematuro de la barrera natural de nuestro organismo por un aumento de células muertas acumuladas.

Consejos:

– Utiliza factor de protección solar con filtro UVA y UVB. Aplicar el producto cada dos horas.

– Cuidar los labios con un buen protector labial.

– Prestar atención a nariz y pómulos.

– Utilizar hidratación facial extra.

– Cuidar las manos contra los efectos de la humedad y el frío.

– Hidratar bien el cuerpo para evitar la falta de oxígeno que sufre por las prendas de abrigo.

Share This
× ¿Cómo podemos ayudarte?